En el arte de decir…

Javi Álvarez
Madrid, 14 de abril de 2005

En el arte de decir me derrotas
pues tengo agarrotada el alma.
En el arte de decir me suspendes
un hilo de distancia para columpiarte,
columpiarte en susurros y besos
que no me das ni me prometes,
como si te estuviera escribiendo
desde el infinito sin esperanza.

Siempre ni es sonora ni suave
la distancia de mis manos a tu cuerpo,
el arco convado de la palma humilde
humillada por el hambre
incapaz de doblegar ninguno de tus ángulos.
Me permites tan sólo y con remilgos
el abastecimiento de mis ojos al mirarte,
y con ello me niegas la lágrima que tengo
pensada al verte desnuda y enamorada.

Nunca es sonora ni suave
la distancia de mis manos a tu cuerpo,
pues en el arte de decir me suspendes.
Pierdo, más allá de las palabras,
en el amor, incapaz de expresártelo
sin verbos, ni adjetivos, ni metáforas.

Así, tal como saben los besos que me dan tus labios